26
Vie, Feb
42 New Articles

Buena Madre

A pocos días de la Solemnidad de María, Madre Dios, celebrada por la Iglesia Católica el 1 de enero de cada año, el Obispo de San Sebastián (España), Mons. José Ignacio Munilla Aguirre, explica por qué la maternidad espiritual de María es universal.

Siempre he soñado el rostro más hermoso del universo, pues sé que ese rostro es el de la Virgen María, la Madre de Dios, nuestro Señor. Nunca lo he visto, sólo lo imagino y lo percibo a través de esculturas y pinturas. Mi deseo más grande es que, al morir, lo primero que vea sea ese rostro hermoso.

“Coronar a la Virgen ha sido una experiencia inolvidable. Ese lunes vivimos, todos los que estábamos ahí entre los andamios, algo increíble. Imagínate que no todos eran católicos, pero lo que sentimos todos ahí, fue algo muy potente”.

Desde hoy 15 de diciembre y en forma diaria se realizará una jornada de oración y alabanza en honor a Nuestra Señora del Rosario de Andacollo, querida advocación mariana en Chile que culmina con su fiesta, el día 26 de este mes. 

Misión Rosario es una campaña creada por jóvenes de más de 20 países de América que “con el anhelo que Dios ha puesto en nuestros corazones” buscan unir a todos los países del continente para rezar un millón de Rosarios a la Virgen María por la paz, la libertad y la vida en el continente. 

“No se entristezca tu corazón… ¿Acaso no estoy yo aquí, que soy tu Madre?”. Con estas palabras, la Virgen de Guadalupe intentó consolar a un afligido Juan Diego, el 12 de diciembre de 1531 ¡Y vaya que lo hizo! ¡Y no solo a él!

El P. Pozza es un sacerdote italiano capellán de la cárcel de Padua (Italia). Sabe lo que es el pecado, lo que es el hombre en sus peores facetas, convive con el mal a diario y observa sus consecuencias.

Ella, desde el momento en que fue concebida por sus padres, por gracia y privilegios únicos que Dios le concedió, fue preservada de toda mancha del pecado original.

El 8 de diciembre la Iglesia celebra la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, doctrina de origen apostólico que fue proclamada dogma por el Papa Pío IX el 8 de diciembre de 1854 con la bula Ineffabilis Deus.

"Haz que se acuñe una medalla según este modelo. Todos cuantos la lleven puesta recibirán grandes gracias. Las gracias serán más abundantes para los que la lleven con confianza", le dijo la Virgen María a Santa Catalina Labouré el 27 de noviembre de 1830.

Nuestros Colaboradores

 

Condominio Los maitenes

Salve Regina


Vida y Obra de San Marcelino

Tú eres parte de Nuestra Historia

historia

                                                                                           LIBROS Y FOLLETOS MARISTAS                                                                                 

Amaron hasta el fin alUn héroe humildeViajeros en la esperanzaEl sueño de la Familia Marista

 

Champagnat enfermoUn Corazón sin fronterasUna madrugada de Octubrecircular