30
Vie, Oct
52 New Articles

                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Experta en Educación destroza uso de nuevas tecnologías en niños: “Los narcotraficantes se están sobando las manos”

Noticias
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

“Un videojuego con un smartphone es equivalente a un shot de heroína. Ese shot de heroína, en un 80%, va a matar las neuronas de la zona del cerebro que tiene que ver con la compasión y la empatía”,

advirtió la educadora de párvulos Carolina Pérez.

 

 

El programa Mucho Gusto de Mega invitó a su panel de conversación a Carolina Pérezeducadora de párvulos y máster en Educación de la Universidad de Harvard. La experta lisa y llanamente dejó con la boca y los ojos abiertos a quienes escucharon por alrededor de 15 minutos la verdadera cátedra que entregó respecto a la adicción de los niños y adolescentes al uso de nuevas tecnologías, especialmente a los efectos de los smartphone, tablet y juegos de videos en cerebros que se están desarrollandoJunto con ello, desnudó la indiferencia de la industria detrás de esta enfermedad.

 

 

“Cuando un niño lee un libro, las neuronas brillan y se conectan; cuando juega a la pelota, brillan y se conectan; cuando está viendo monitos la neurona está como en pausa, congelada. Pero, ¿cuál es el resultado tras 15 años de estudio?: que los niños cuando están con su smartphone, jugando juegos de videos, o con los tablet y están ganando puntos, es tanto el estrés, el chorro de dopamina que reciben, que las neuronas mueren”, comenzó diciendo la experta.

 

 

Pérez profundizó en que gracias a la evidencia los psiquiatras hoy pueden afirmar que el placer de jugar un videojuego con un smartphone “es equivalente a un shot de heroína. Ese es el placer que sienten nuestros niños y adolescentes”. En ese sentido, advirtió que ese golpe de heroína “en un 80% va a matar las neuronas de una zona del cerebro que se llama ínsula, y que es la que tiene que ver con la compasión y la empatía. Yo le digo que es la oficina del cerebro para ser buena persona”.

 

“Como papá y como mamá, yo no le doy drogas a mi hijo; lo educo en las drogas, pero no le doy. Hay que conversar con los niños, educarlos, pero esperar a que sus cerebros sean sanos, maduros e inteligentes para darles estas herramientas que son muy buenas, pero bien utilizadas (…) Eso es más o menos a los 17 años; y a los niños les están regalando smartphone a los 9″, continuó ejemplificando la invitada al matinal de Mega respecto a la adicción a las nuevas tecnologías en menores de edad.

 

Dicho esto, disparó: “Los que están así (N.del.R: Pérez hace el gesto de sobarse las manos) son los narcotraficantes, porque este umbral de placer se está seteando cada vez más alto. O sea, los niños para poder disfrutar de aprender las figuras geométricas necesitan este shot de heroína, este mega chorro de dopamina.

 

Entonces los doctores dicen: ‘¿cuál va a ser el placer que van a necesitar estos adolescentes y adultos en 20 años más?…”.

 

 “La empresa quiere que tú creas que tu hijo aprende mejor con un tablet”.

 

Pero la educadora de párvulos fue más allá y realizó también una dura crítica a la industria de las nuevas tecnologías y sus verdaderos intereses. Consultada sobre los supuestos beneficios en términos de aprendizaje que tendría el uso de éstas, fue contundente: “La empresa lo único que quiere es que tú creas que tu hijo aprende mejor con un tablet (…) ¡Obvio, si es una industria trillonaria! y no quieren que tú sepas de estos estudios”.

 

 

En ese contexto, Carolina Pérez señaló que recientemente, cuando la Sociedad de Psiquiatría Mundial estableció que la adicción a Internet y a los videojuegos era una enfermedad mental, quienes salieron “a los dos minutos a responder fue Microsoft, diciendo ‘¡No, no ,no, no le hagan caso a los doctores, los estudios no son concluyentes”.“¿A quiénes le vamos a creer, a doctores que han estado estudiando 15 años y han publicado toda esta evidencia, o le creo a los diseñadores de videojuegos que ganan más que Hollywood?”, apuntó la especialista.

 

  

La invitada al matinal de Mega profundizó en sus cuestionamientos a las empresas detrás de estas nuevas tecnologías, advirtiendo que “los niños son los conejillos de indias. Piensa que todo esto se testea en niños y adolescentes. Entonces ellos (la industria) ven con pet scan qué es lo que pasa en su cerebro, en su presión arterial, y cuando un niño juega Fortnite la presión arterial le sube a 200, a 210″.

 

  

Por otra parte, señaló que “el 100% de niños que tiene smartphone accede a pornografía, al ciberbullying” y lanzó un antecedente que dejó a la mayoría del panel boquiabierto: “Los niños están usando pañales para no tener que pararse al baño mientras juegan. Hay pañales de gamers que duran 8 horas (…), porque es una adicción. Y ojo: la adicción a las drogas comienza en Chile más o menos a los 14 años; acá les estamos dando nosotros la droga en el colegio y en nuestras casas a niños desde los 6 meses”.  

 

 

“Van a pasar 10 años más y el llanterío de los padres va a ser enorme”, advirtió luego la especialista en Educación formada en Harvard, respecto a la realidad de una nación como la nuestra, donde hay más teléfonos celulares que habitantes. “Chile es el país número 1 del Planeta Tierra en niños empantallados (…) y no solo somos número 1 en conexión a Internet; somos número 1 en niños menores de 6 años que son los más tristes del mundo, y en la prueba PISA -que mide la comprensión lectora, Ciencias y Matemáticas- somos de los últimos. Entonces, hagámonos cargo de que como sociedad estamos haciendo mal las cosas y tenemos que cambiar el rumbo de esta micro”, concluyó Carolina Pérez.

 

 

Fuente : www.resumenlatinoamericano.org

Escribir un comentario

Nuestros Colaboradores

 

                                                                                           LIBROS Y FOLLETOS MARISTAS