Jueves, Oct 18th

Last updateMié, 26 Sep 2018 9pm

       

Usted está aquí: Inicio Exalumnos A Casa del Padre Exalumnos Casa del Padre Falleció el Ex-Hermano Víctor González Morán (q.e.p.d.)

Falleció el Ex-Hermano Víctor González Morán (q.e.p.d.)

victor2Queridos amigos y hermanos:

Lamentamos comunicarles el sensible fallecimiento del Ex - Hermano Marista VÍCTOR GONZÁLEZ MORÁN. (q.e.p.d.), acaecido en su natal Carrocera, pequeño municipio de la Provincia de León, a 368 km. al NO de Madrid, en España, el pasado día 25 de Enero de 2015 a los 87 años de edad.

 

El Ex – Hermano Víctor González vino a Chile en 1944, en medio de la Segunda Guerra Mundial, atravesando el océano con la amenaza de los riesgos que los submarinos alemanes ofrecían a los navíos transatlánticos. De hecho, su barco fue inspeccionado por una de estas naves de guerra pasado el Archipiélago de las Canarias. Estuvo en algunos Colegios Maristas de Chile, y en el Instituto Chacabuco fue Profesor de Química y Biología entre los años 1962 y 1966, dejando un excelente recuerdo entre sus alumnos por su carácter, su metodología de enseñanza y su gran calidad humana. Fue un hombre de mentalidad positiva y vanguardista dotado de un gran liderazgo que ejercía positivamente sobre sus alumnos. Tuvo un gran cariño por Chile al que adoptó como su lugar de residencia permanente.  

 

 

Posteriormente se retiró de la Congregación en el año 1978. Mantuvo su vínculo con Chile, viajando entre su natal España y Chile y trabajando en la actividad privada. Junto a su esposa Lourdes Villela, alternaba cada seis meses, su estadía entre ambos países.

 

 

victor 1Fue durante uno de esos viajes que tuvimos, algunos de sus exalumnos, la alegría de compartir con él y también con el ex – Hermano Eloy Sardón el 29 de febrero del año 2009 una grata convivencia llena de emotivos recuerdos y gratitud.

 

Uno de los asistentes, Jaime Caiceo Escudero, expresa sus sentimientos:

Víctor González fue mi profesor y amigo en Chile. Tengo muy hermosos recuerdos de él. Al igual que mi madre, gustaba de las flores y jardines; visitaba la casa de mis padres para intercambiar plantas con mi madre. Cuando viajé a España nos juntamos en Madrid y me llevó a conocer varias ciudades alrededor de la capital española. Lo visité en su casa en El Melocotón en Chile en un par de oportunidades.

¡Descansa en Paz, querido amigo Víctor!

 

Carlos Fuentes Barrera nos dice :

Es triste saber que nuestros maestros de los cuales tenemos hermosos recuerdos, que supieron formarnos como verdaderos maristas, hayan partido al encuentro del Padre, pero también alegres porque ahora ellos  están gozando de su gloria, de la casa que nos tiene preparada el Señor.

Nos unimos en oración por ellos y por sus familiares.

 

Y René León Gallardo,  anfitrión de este encuentro, señala:

Desde Chile, Los Andes, donde él fue mi muy querido profesor de Química y Biología, le envío un recuerdo y una oración. Como Hermano Marista fue un gran religioso que fue guía y formado de juventudes en el Instituto Chacabuco de Los Andes y en otros colegios de la Congregación. Lo tuve en mi casa donde me hizo el honor de concurrir y donde varios  ex-alumnos le obsequiamos con un almuerzo y con un álbum de fotografías que recordaban su pasado marista. ¡Hoy goza de la gloria del Señor!

________________________________________________________________________________________________

 

Apoyados en la fe emanada de la enseñanza cristiana recibida en las Aulas Maristas, elevamos nuestras fervientes oraciones por el eterno descanso de su alma, juntamente con encomendarla en nuestras oraciones, por lo que creemos que ya ha sido acogida en el Reino de Dios y duerme en la paz del Señor.



Oración por los Difuntos



¡Oh Dios! Nuestro Creador y Redentor, con tu poder Cristo conquistó la muerte y volvió a Ti glorioso.

Que todos tus hijos que nos han precedido en la fe participen de su victoria y disfruten para siempre de la visión de tu gloria donde Cristo vive y reina contigo y el Espíritu Santo, Dios, por los siglos de los siglos. Amén


Dales, Señor, el descanso eterno. Brille para ellos la luz perpetua. Descansen en paz. Amén.
María, Madre de Dios, y Madre de misericordia, ruega por nosotros y por todos los que han muerto en el regazo del Señor. Amén.