Sábado, Feb 24th

Last updateDom, 18 Feb 2018 9pm

       

Usted está aquí: Inicio Exalumnos A Casa del Padre Exalumnos Casa del Padre Falleció el Hermano Ismael De Cortes De Cortes (q.e.p.d.)

Falleció el Hermano Ismael De Cortes De Cortes (q.e.p.d.)

ismaelLamentamos comunicar el sensible fallecimiento de nuestro querido y recordado HERMANO ISMAEL DE CORTES DE CORTES, ( q.e.p.d.), acaecido el pasado día lunes 30 de Agosto de 2010,

día de Santa Rosa de Lima, en nuestra casa de Sótero Sanz, a las 21 hrs., a los 78 años de edad y a causa del cáncer que se le detectó desde hacía poco más de un mes. El Hermano Ismael estuvo en varios períodos en el Instituto Chacabuco, en dos períodos en el Instituto Alonso de Ercilla de Santiago y cinco en el Instituto O´Higgins de Rancagua, al que siempre consideró su amado colegio.

El Hno.ISMAEL DE CORTES DE CORTESnació en Monforte, Teruel, el 16 de noviembre de 1931, de Ángel y Andresa, en una familia de seis hijos. Ingresó al Juniorado de Las Avellanas en 1943, y allí mismo pasó en 1946 al Postulantado y Noviciado, profesando el 2 de julio de 1948. Continuó el escolásticado en el mismo lugar. Fue de los últimos Hermanos de Cataluña que llegaron a Chile. Él lo hizo en 1950, siendo su primera comunidad la de Los Andes. En 1954 hizo la profesión perpetua en Padre Hurtado. Largo, callado y constante ha sido su servicio docente y administrativo en la obra de María en diversas comunidades del sector de Chile.

Su exalumno y amigo, René Ortega González, así lo recuerda:

El hermano Ismael De Cortes, era originario de Aragón, España. Llegó a Chile siendo muy joven. De carácter serio y adusto, enseñó a los niños el ramo de Matemática. Las ciudades que le recibieron en nuestro país fueron Los Andes, Santiago y muy en especial, Rancagua. Siempre se caracterizó por ser muy estricto con sus alumnos, pero a su vez era muy buen profesor. Al ir pasando los años el hermano Ismael desempeñó de manera impecable las funciones de Administrador y Recaudador. En esta tarea que la Congregación le encomendó fue siempre exigente consigo mismo y con quienes trabajaba. Importante fue su gestión en el Instituto O’Higgins de Rancagua, en especial cuando se adquirió y se construyeron las dependencias del Estadio Marista de ese Colegio. Contrató al mismísimo don Francisco y Mandolino para uno de los grandes eventos de recaudación de fondos.

Cuando el recordado Papa Juan Pablo II visitó nuestro país, sin querer, pero de manera muy ingeniosa, logró darle la mano a Su Santidad. Existen dos fotos que captaron este momento tan importante y que el mismo Hermano Ismael mostraba con serena e inmensa alegría. Otras anécdotas que se pueden mencionar del hermano Ismael, era su conocida afición a movilizarse en vehículo desde un lugar a otro de forma rapidísima. Siempre era el primero en llegar y el primero en retirarse de una reunión. Gustaba de la música clásica, que él mismo grababa en casets de la Radio el Conquistador. Autores favoritos del Hermano Ismael eran Rossini y Vivaldi.

Las tareas de Administración le llevaron por un buen tiempo al Instituto Alonso de Ercilla y luego al Instituto Chacabuco. En Los Andes, fue el último hermano marista que desempeñó esta importante y reconocida misión. Los apoderados morosos le tenían gran respeto y más de algún susto pasaban con él. Cuando citaba a entrevista a estas familias, con gran extrañeza y sorpresa de varios padres, los más alegres eran los pequeños alumnos, ya que estos salían cargados de dulces que el mismo hermano Ismael les regalaba. Era en estos momentos cuando el querido Hermano Ismael, mostraba en plenitud esa faceta desconocida por muchos, pero ampliamente conocida por los pequeños del Jardín Infantil y de los pequeños de los primeros cursos básicos.

( En la fotografía de la izquierda, el Hermano Ismael aparece al centro de su Comunidad de Los Andes.)

Cada mañana sin falta les visitaba y hacía presencia en sus cursos, al estilo de Marcelino, junto a sus tías y profesoras. Los funcionarios, tanto auxiliares como administrativos, también conocieron más allá de esa faceta estricta y exigente, al hermano presente, respetuoso y de entrega sincera. El Hermano Ismael, gozó en vida de una salud envidiable. Siempre en invierno calzaba sus sandalias y vestía sólo un chaleco sobrepuesto; y en verano, su camisa de manga corta y sus pies descalzos daban fe de su sencillez marista.

Siempre en los colegios ocupó como lugar de habitación el último piso. La razón era muy simple, aunque nunca le había visto, quería estar siempre cerca del Cielo porque ahí está Dios. Más cerca de ese lugar donde hoy de seguro ya le han acogido con infinita ternura Jesús, María y Champagnat. No sólo por haber sido un formador y educador estricto, sino porque fue un gran amigo de los más pequeños, quienes siempre le reconocieron y le premiaron con un abrazo y una sonrisa sincera. Aquel lugar donde reina el Señor de la Vida y de la Luz.

Que el ejemplo de vida religiosa que nos legara nuestro querido Hermano Ismael sea fermento de vocaciones para nuestra querida Congregación en Chile y el mundo.

Apoyados en la fe emanada de la enseñanza cristiana recibida en las Aulas Maristas, elevamos nuestras fervientes oraciones por el eterno descanso de su alma, juntamente con encomendarla en nuestras oraciones, por lo que creemos que ya ha sido acogida en el Reino de Dios y duerme en la paz del Señor.

Oración por los Difuntos


¡Oh Dios! Nuestro Creador y Redentor, con tu poder Cristo conquistó la muerte y volvió a Ti glorioso.

Que todos tus hijos que nos han precedido en la fe participen de su victoria y disfruten para siempre de la visión de tu gloria donde Cristo vive y reina contigo y el Espíritu Santo, Dios, por los siglos de los siglos.Amén.

Dales, Señor, el descanso eterno.
Brille para ellos la luz perpetua.

Descansen en paz. Amén.

María, Madre de Dios, y Madre de misericordia, ruega por nosotros y por todos los que han muerto en el regazo del Señor. Amén.