Miércoles, Oct 17th

Last updateMié, 26 Sep 2018 9pm

       

Usted está aquí: Inicio Exalumnos A Casa del Padre Exalumnos Casa del Padre Falleció el Hermano Ángel Llobet Clarió (q.e.p.d.)

Falleció el Hermano Ángel Llobet Clarió (q.e.p.d.)

Hno LicerioLamentamos comunicarles el sensible fallecimiento del querido Hermano Ángel Llobet Clarió, ( r.i.p.) más conocido en nuestro Colegio como Hermano Licerio José,

su nombre de religioso, acaecido el pasado día viernes 4 de Mayo de 2007, en la Casa de Reposo de los Hermanos Mayores de Santiago.

Comunicamos el fallecimiento del Hermano ÁNGEL LLOBET JARIÓ nombre de religioso: Hno. Licerio José. Tenía 94 años de edad y 77 años de Vida Religiosa. Había nacido el 29 de agosto de 1912, en Balagus, (Lérida, España).

Inició su Juniorado en Vich en 1923 y en 1926 viajó a Chile al Postulantado. Su Primera Profesión la hace en Santiago de Chile, el 11 de febrero de 1930 y la Profesión Perpetua en Quillota, el 1º. de enero de 1935.

Durante sus 77 años de Hermano Marista, el Hno. Ángel se ha desempeñado como celoso educador en casi todos los colegios de la antigua Provincia de Chile: Los Andes, Quillota, San Fernando, Curicó y Santiago. En 1957 fue nombrado Director de Instituto Alonso de Ercilla (Santiago) y posteriormente pasó una temporada como formador en el Juniorado Hispano-Americano de Valladolid (España).

A su regreso a Chile fue nombrado Superior Provincial (1968-1971). Después de enseñar durante 3 años en Curicó volvió a ser nombrado como formador en el Juniorado de Peñafiel (1975). A su regreso a Chile sirvió brevemente como Secretario Provincial, y por varios años colaboró con la misión educativa en el Alonso de Ercilla.

Su especialidad Profesional fue la de Profesor de Educación Básica General, Profesor de Religión, Profesor de Biología, de Física y Química, de Matemáticas y de Francés.

Desde el año 2002 vivía en la residencia de los Hermanos Mayores de Sótero Sanz, aquejado por un cáncer a los huesos y otros achaques propios de la ancianidad.

Ha fallecido el viernes 4 de mayo en la residencia de la Comunidad. Llevaba varias semanas sin apenas darse cuenta de la realidad y sin poder levantarse de la cama. Uno de sus últimos momentos de conciencia fue el 20 de abril, cuando el Hno. Superior General visitó la Comunidad. Ha sido enterrado el sábado 5 de mayo, en el mausoleo de los Hermanos en el Cementerio Católico de Santiago.

Del Hermano Ángel Llobet guardamos el ejemplo de una persona con profundo sentido religioso, un Hermano que tomó en serio eso de que el “hacerse Hermano es comprometerse a hacerse santo”, de un excelente compañero de Comunidad, que sabía admirar y canalizar las cualidades de sus Hermanos, de un educador solícito y exigente, permanentemente preocupado por su formación personal, tanto profesional como espiritual,

Junto con dar gracias a Dios por todo el bien que ha querido realizar a través del querido Hermano Ángel y porque tenemos un santo intercesor en el cielo, seguimos orando por su eterno descanso.

Hno. Pedro Marcos S.E.
Provincial Santa María de los Andes ( Bolivia, Chile y Perú ).

Oración por los Difuntos

                        ¡Oh Dios! Nuestro Creador y Redentor, con tu poder Cristo conquistó la muerte y volvió a Ti glorioso.

Que todos tus hijos que nos han precedido en la fe participen de su victoria y disfruten para siempre de la visión de tu gloria donde Cristo vive y reina contigo y el Espíritu Santo, Dios, por los siglos de los siglos.Amén.

Dales, Señor, el descanso eterno.
Brille para ellos la luz perpetua.

Descansen en paz. Amén.

María, Madre de Dios, y Madre de misericordia, ruega por nosotros y por todos los que han muerto en el regazo del Señor. Amén.

Estamos tristes por su alejamiento físico, pero alegres al mismo tiempo, porque tenemos otro santo Hermano en el Cielo, junto al Señor y a nuestra Buena Madre, que perseveró en su vocación y que está integrando la pléyade de Hermanos que forman la hermosa Provincia Marista del Cielo junto al Padre Champagnat, y desde donde, estamos seguros, seguirá rogando al Señor por la Obra Marista del mundo.

Apoyados en la fe emanada de la enseñanza cristiana recibida en las Aulas Maristas, elevamos nuestras fervientes oraciones por el eterno descanso de su alma, juntamente con encomendarla en nuestras oraciones, por lo que creemos que ya ha sido acogida en el Reino de Dios y duerme en la paz del Señor.

( Información enviada el 11 de Junio de 2007 en nuestro anterior sistema )