Martes, Jun 27th

Last updateJue, 01 Jun 2017 10pm

       

Artículos

Falleció el exalumno Luis Carol Ayala Rore (q.e.p.d.)

carolQueridos amigos y hermanos:  Lamentamos comunicarles el sensible fallecimiento de nuestro querido amigo y hermano exalumno LUIS  CAROL  AYALA  RORE (q.e.p.d.)  acaecido el día de hoy 27 de Abril de 2016 en el Hospital de Los Andes, a la edad de 85 años. Cursó sus estudios en nuestro Colegio hasta el año 1945. Era integrante del “Los Dinosaurios” ( Exalumnos de los años 1945 a 1948 ) y de la “Patrulla Juvenil Marista” que participaba todos los domingos en la Capilla San Marcelino Champagnat de Los Llanos Norte.

 

Luis Araya Rore había nacido el 21 de Enero de 1931. Cursó durante varios años sus estudios en nuestro Colegio. Posteriormente, junto a un tío, trabajó durante muchos años como Contratista del Hospital de Los Andes y, ya independizado, se dedicó al rubro de la construcción, albañilería y gasfitería.

Su compañero de ruta, José Abadie Gallardo, lo recuerda emocionado:

Hondo pesar ha causado en el Centro de Exalumnos Maristas del Instituto Chacabuco el repentino fallecimiento de nuestro querido compañero y amigo Luis Carol Ayala Rore a causa de un problema cardíaco. Luis   estudió en la década del 40 y se integró a la promoción 1947, que se reunía periódicamente todos los años, en la cual participaba activamente aportando siempre su dosis de buen humor, colaboración y entusiasmo.

Esta promoción se organizó para compartir vivencias y anécdotas de la lejana y siempre  recordada época escolar y se formalizó bajo el nombre de “Los Dinosaurios”.  Luis   nunca dejó de asistir ya que siempre nos manifestaba el agrado de integrar este grupo en el cual disfrutaba con mucho entusiasmo. Posteriormente durante diez años estuvo incorporado al grupo de exalumnos que acompañaban a nuestro amigo y hermano exalumno Rodolfo Suardo  a la liturgia dominical de la capilla San Marcelino Champagnat, ubicada en Llanos Norte, San Esteban. La feligresía ya nos había adoptado como integrantes de esa comunidad y éramos conocidos como “la patrulla juvenil”, considerando que todos ya superábamos la barrera de los 80. En ese ambiente fue un gran integrante y disfrutábamos con sus sabrosos comentarios y  buen humor en el trayecto.

En la vida laboral se inició muy joven contando con el apoyo de un tío que le enseñó todo lo relacionado con la construcción en sus diferentes especialidades. Por varios años trabajó como contratista en el Hospital San Juan de Dios de Los Andes, donde siempre era requerido gracias a su capacidad profesional, responsabilidad  y buena disposición. A pesar de varios problemas de salud, siempre estuvo muy activo y dispuesto a acudir a atender cualquier requerimiento.

Querido Luis Carol, te vamos a echar mucho de menos, aunque quedamos tranquilos ya que tenemos la certeza que estás en un lugar mejor, descansando en los brazos del Señor.

José Abadie Gallardo ( integrante de Los Dinosaurios y de la Patrulla Juvenil).

Por su parte, Rodolfo Suardo nos manifiesta sus sentimientos:

“Con la inesperada partida de Luchito, se nos ha ido un gran amigo y hermano. Nunca olvidaremos su sonrisa a flor de labios, su espíritu juvenil a pesar de los años y de las enfermedades, siempre sonriéndole a la vida y “echando la talla”, aunque fuera para reírse de sus propios achaques. Quiso el Señor que fuera nuestro compañero de ruta en el apoyo espiritual a los habitantes de la Población de Los Llanos Norte, durante diez años, y, coincidentemente, participó con nosotros hasta el pasado domingo en la que fuera nuestra última asistencia espiritual de la citada población.

Seguramente el Señor, en sus designios, le dijo: “Ya, Luis, has terminado esta misión que te encomendé durante estos años. Ven ahora a compartir conmigo el gozo eterno que te tengo preparado”.

Gracias, “Carolito”, como te decíamos cariñosamente, por tu vida, por tu entrega, tu espíritu de servicio y por tu alegría de la vida. Siempre te recordaremos con tu especial sonrisa y echaremos de menos tus “tallas” y anécdotas que hacían tan gratos nuestros trayectos de ida y vuelta. La última “talla” nos la acabas de hacer, para partir a la Casa del Padre. Chao, Carolito, hasta cuando el Señor quiera que nos volvamos a encontrar para participar de una única y eterna Liturgia en el cielo con el Creador”.

_____________________________________________________________________

Sus restos están siendo velados en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, donde mañana jueves se celebrará una Eucaristía por el eterno descanso de su alma a las 10:00 horas, y desde allí serán trasladados posteriormente al Cementero de Auco.

_____________________________________________________________________

Apoyados en la fe emanada de la enseñanza cristiana recibida en las Aulas Maristas, elevamos nuestras fervientes oraciones por el eterno descanso de su alma, juntamente con encomendarla en nuestras oraciones, por lo que creemos que ya ha sido acogida en el Reino de Dios y duerme en la paz del Señor.



Oración por los Difuntos



¡Oh Dios! Nuestro Creador y Redentor, con tu poder Cristo conquistó la muerte y volvió a Ti glorioso.

Que todos tus hijos que nos han precedido en la fe participen de su victoria y disfruten para siempre de la visión de tu gloria donde Cristo vive y reina contigo y el Espíritu Santo, Dios, por los siglos de los siglos. Amén


Dales, Señor, el descanso eterno. Brille para ellos la luz perpetua. Descansen en paz. Amén.
María, Madre de Dios, y Madre de misericordia, ruega por nosotros y por todos los que han muerto en el regazo del Señor. Amén.