Sábado, Dic 16th

Last updateMar, 12 Dic 2017 10pm

       

Artículos

Un Sueño cumplido y un adiós a nuestra Escuela "Hermano Emeterio José" de Primera Quebrada

esc1A fines del mes de Mayo del año 1990, tuvimos un hermoso sueño. Había en el camino internacional, a unos 12 kilómetros de Los Andes, en el sector denominado Primera Quebrada,

una escuela rural muy modesta. En una reunión de nuestro Centro surgió la idea de apadrinarla. Luego de debatir el tema se acordó apoyarla y colocarle el nombre del querido Hermano Emeterio José, considerando sus relevantes virtudes como insigne educador.

También se hizo presente que nuestro benemérito Hermano fue un amante de la naturaleza, muy particularmente de las montañas nevadas, cuyos senderos recorrió muchas veces. Ahí empezó nuestro sueño, el que concretamos después de muchos trámites en la Municipalidad de San Esteban, por corresponder a su jurisdicción. Logramos establecer una relación estrecha con el personal docente y los pequeños, entregándoles todo nuestro cariño. Los apoyamos con la entrega de material didáctico, computadores, televisor, video, radio y otros elementos. Se repararon varias salas y baños para, finalmente construir tres aulas modulares.

Todas sus aulas tenían imágenes de Jesús, la Buena Madre y Marcelino. Semanalmente asistía, en sus inicios, un Hermano de la Comunidad del Colegio y después una apoderada de nuestro Instituto para impartir clases de religión. También trabajaron catequistas que prepararon a familias enteras para celebrar matrimonios, bautizos y primeras Comuniones. Junto con lo anterior, nuestro Colegio siempre participó colaborando a través de los Padres y Apoderados y de los alumnos de los cursos superiores que tuvieron hermosos momentos compartiendo junto a los niños y sus familias.

Recordamos con gratitud al Hno. Luis Castillo (q.e.p.d.), al Hno. Hernán Cabrera y al Hno. Ángel Gutiérrez. Especial mención hacemos del recordado Hno. Fernando de la Fuente, nuestro querido mártir de Zaire, quien siempre nos alentó en nuestro proyecto y era nuestro más entusiasta aliado y colaborador.

esc2Esta escuela tuvo un privilegio que muy pocas pueden ostentar: recibió la visita de dos Superiores Generales en ejercicio, el Hermano Charles Howard ( el 1 de Junio de 1992 ) y el Hermano Benito Arbués ( el 20 de Octubre de 1997 ), además de un Consejero General, el Hermano Giovanni Falcheto. En todas esas oportunidades se conjugaron unos momentos muy emotivos considerando que los Hermanos habían dejado algunos compromisos importantes para compartir unos minutos con estos niños que, de algún modo, simbolizaban a los primeros pequeños que atendía San Marcelino en su tierra natal, precisamente en un entorno cordillerano que podría tener una semejanza con nuestra precordillera. 

 
Recordamos con emoción las palabras del Hermano Benito durante su visita:

: “Y hoy yo les digo que les felicito a todos ustedes, de lo que están haciendo, de esta realidad tan positiva. Alguien es feliz porque ustedes descubren que pueden aportar algo a las personas.

Yo creo que por aquí está caminando la Iglesia. Y por aquí quisiera caminar la Congregación. No siempre acertamos. Pero por acá, es decir, cómo trabajar con los laicos en distintos niveles para que aportemos algo todos para mejorar la sociedad.

Si ustedes no hubieran apoyado pues no sería una realidad. Es una forma de ayudar a evangelizar. Ustedes están acá por algo, y el mensaje que sus presencias y sus pequeñas grandes ayudas dejan para esta escuela allí queda, no para los niños, también para las familias, también para quienes les conocemos. Así que muchísimas gracias, no se cansen, sigan caminando, por favor..........

Pues yo les confío ese mensaje y este agradecimiento también y les invitaría pues, sencillamente a rezar, a pedir por ustedes, por quienes son importantes en esta Escuela, por la Asociación de Exalumnos Maristas, por sus familias, por cada uno de ustedes, por los alumnos y educadores del Colegio, que crezcamos en amor a Dios, que aprendamos, que vayamos dejándonos guiar como María en aquella búsqueda de Dios, en descubrir y hacer la voluntad de Dios.

Marcelino Champagnat nos decía, lo saben ustedes muy bien : “ si quieren ir a Jesús, vayan primero a María que Ella les pondrá en camino hacia Jesús.”

esc3Fueron dieciocho años de esfuerzo y sacrificio para lograr habilitar una escuela que fue modelo en esa zona. Siempre contamos con el afecto y comprensión del personal docente y padres y apoderados. Pero, lamentablemente, por diversas razones, disminución de las familias en el sector por término de faenas mineras, especialmente, la matrícula fue descendiendo hasta un punto en que la Municipalidad determinó que la mantención del establecimiento no era viable, trasladando los escasos alumnos que quedaban a la Escuela de Río Colorado, ubicada unos cuatro kilómetros al oriente.

¡¡ Adiós !!, querida Escuelita de Primera Quebrada. Gracias por darnos la oportunidad de hacer nuestro el sueño de Marcelino. Gracias por compartir contigo tantos momentos y tantas ilusiones y por demostrarnos que éramos capaces de realizar hermosas tareas en beneficio de tantos niños que pasaron por tus aulas y por tu patio, riendo, corriendo, aprendiendo sus primeros rezos y sus primeras lecciones, a veces con mucho esfuerzo y sacrificio, en medio de la lluvia y la nieve. Muchos de ellos te recuerdan con cariño y nostalgia y se sienten orgullosos de haber sido parte de tu plantel estudiantil.

Siempre te recordaremos como parte integrante que fuiste de nuestra querida Familia Marista. Los Hermanos que te conocieron te querían mucho y los exalumnos que te vimos crecer y colaboramos para que acogieras a los niños del sector nunca te olvidaremos.

Querida Escuelita de Primera Quebrada, si cuando pasemos ante tu frontis adornado con flores de colores y verdes arbustos cordilleranos ves rodar un par de lágrimas sobre nuestras mejillas, ten por seguro que serán de cariño y gratitud hacia ti….y de alegría por saber que nuestros esfuerzos sí valieron la pena y que ahora tu infraestructura servirá para acoger a la comunidad del sector de Primera Quebrada que sabrán utilizarte en su beneficio.

Querida Escuelita de Primera Quebrada…¡¡¡ Gracias y … hasta siempre !!!